11/3/17




Y Neguri desembarcó en Madrid

El resultado de la expansión industrial fue una gran acumulación de plusvalías de este grupo oligárquico que, no solo fomentará la creación de bancos, si no que financiaran nuevas inversiones inmobiliarias en lugares más cercanos a los centros de poder: la capital del Estado.
Al filo del siglo XX las grandes familias de Neguri invierten sus plusvalías en el desarrollo urbano de Madrid y prolongarán su actuación hasta mediados del XX .  En ese tiempo mantendrán su hegemonía con regímenes políticos tan antagónicos como, monarquía, republica o dictadura. 
Fundaron bancos y compañías inmobiliarias como Cía. Urbanizadora [1] Inmobiliaria Vasco-Central (Vacesa) que se fusionaron en Metrovacesa que aún hoy día subsiste si bien diferente en su estructura accionarial. Horacio Echevarrieta, personaje singular entre estos  hombres de negocio, logrará la concesión de las obras de la Gran Vía a finales del XIX. A partir de principios del XX los impulsores de la Cía. Urbanizadora realizaran las obras de la canalización del Manzanares, y con las siguientes compañías inmobiliarias, acometerán durante largo tiempo las obras más importantes de Madrid, como el Metro, la urbanización Reina Victoria y, ya en época de posguerra y dictadura  los edificios Plaza de España e edificio Iberia entre muchos otros. 
Las imágenes de las inauguraciones  de Reina Victoria, La Gran Vía y el Metro fueron las imágenes más celebres de la monarquia, La Plaza de España fue un importante hito de la época franquista  mientras que, al tiempo, edificios como Iberia se acomodan en una arquitectura contemporánea. Todos bajo el común denominador del capital procedente del imponente desarrollo industrial de Bilbao.  





[

No hay comentarios:

Publicar un comentario